La muerte de un ser querido es algo que todos tenemos que enfrentar tarde o temprano. Un tema de discusión que puede salir es si se hará un entierro o cremación, ¿cuál es la mejor opción?

Si nunca se ha tomado el tiempo de reflexionar sobre si desea la cremación o el entierro, existen algunas ventajas y desventajas que considerar acerca de la cremación para ayudarlo.

Ventajas de la cremación

En primer lugar, el costo es mucho menor que el del entierro. Esto lo convierte en una opción viable para las familias sin los medios económicos para enterrar a sus seres queridos.

 Las cenizas se almacenan en una urna, y se pueden llevar a casa, almacenar o dispersar donde el difunto haya solicitado.

Los servicios funerarios se pueden realizar más tarde, lo que permite que amigos y familiares lleguen desde muy lejos. Los seres queridos pueden reunirse a despedirse.

Uno o más miembros de la familia o amigos del fallecido pueden, literalmente, mantener a una parte del difunto con ellos.

Desventajas de la cremación

Una cremación no permite una ubicación fija para que otros puedan presentar sus respetos cuando lo deseen.

Las cremaciones son mal vistas en algunos círculos religiosos.

Los crematorios liberan una cantidad considerable de CO2 y contaminación en la atmósfera.

A pesar de todos estos beneficios obvios, siempre habrá personas que sientan que la cremación está mal o que no les permita llorar como creen que debería ser.

No hay nada de malo en sentirse así. Elegir la cremación o el entierro es una opción personal, y se trata de hacer que lo que sientes sea la elección correcta. Debes sentirte cómodo con tu decisión, ya que te ayudará a afrontar en paz  la situación.